Anilingus

El anilingus es una práctica sexual consistente en el contacto entre la boca y el ano. Aunque dicha práctica es considerada un tabú para muchas personas, ha venido ganando cada vez mayor aceptación en la actualidad ya que en el ano, tanto femenino como masculino, se encuentra una ingente cantidad de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas, producen gran placer en quien recibe este tipo de contacto sexual.

Una de las razones por las cuales el anilingus es mirado con recelo por algunos, es el hecho de que le consideran “sucio”, justamente por tener lugar en la zona del ano; y, en efecto, de no tomarse las precauciones higiénicas correctas, dicha práctica sexual podría constituirse en un foco de transmisión de enfermedades o infecciones que pueden contagiarse por vía anal, como es el caso de la E. Coli, Hepatitis A, B y C, Virus del Papiloma Humano (VPH), Lombriz Intestinal, Gonorrea, Shigella, VIH/SIDA y Herpes. Estas son las referidas precauciones higiénicas:

Anilingus1. En primer término, aunque esto no evite el posible contagio de bacterias digestivas, es recomendable realizar esta práctica sexual dentro del ámbito de una relación monógama. De ese modo puede evitarse que por esta vía se trasmita cualquier enfermedad de trasmisión sexual.

2. Limpiar muy bien con la espuma del jabón la zona del ano (evitar el uso de la pastilla del jabón para estos fines, pues ésta podría producir irritación en esta área del cuerpo). Idealmente, ha de incluirse el uso de enemas para así eliminar cualquier residuo de materia fecal que pudiera presentarse.

3. Emplear un guante de látex o condón seco, cortado de forma longitudinal en el ano de la persona a quien se le realizará el anilingus.

Además de seguir las precauciones higiénicas señaladas, existen una serie de recomendaciones adicionales para que el anilingus sea una experiencia realmente placentera tanto para quien lo da como para quien que lo recibe, que son las siguientes:

Depilar el ano: Para que sea más placentera y sencilla la experiencia de quien hace el anilingus, lo ideal es que quien lo recibe tenga el área del ano libre de vellos, por lo que se recomienda que lo depile un par de día antes para así evitar irritaciones y escozores.

Ir de a poco: Antes de tener contacto con la zona anal, es recomendable besar, masajear y lamer las zonas de la espalda baja, las caderas, los muslos y las nalgas del masajeado; ello aumentará su anticipación y excitación.

Besar el ano: Idealmente, el primer contacto con el ano debe ser por medio de besar con los labios tanto a dicho órgano como a la piel que le rodea.

Usar la lengua: Primero con la parte plana de la misma, presionándola contra la apertura anal del masajeado; luego con la punta de la lengua, han de dibujarse círculos alrededor de la apertura anal y, finalmente, penetrarle.

Finalmente, entre las mejores posiciones sexuales para llevar a cabo el anilingus están: El Perrito, Parados y Doblados, Acostados Boca Arriba y el 69.